Consejos

Trucos caseros para desatascar cremalleras

Las cremalleras son elementos de nuestra ropa que pasan desapercibidas. Raro es fijarnos en ellas cuando compramos una prenda. No nos acordamos de ellas…excepto cuando se atascan. Cuando, por ejemplo, sales a la calle con las prisas y hace frio. Y entonces al subirte la cremallera se atasca y no hay manera de que suba. En casos como este si nos acordamos de las cremalleras y no para bien. Para evitar estas situaciones hoy te vamos a enseñar como solucionar este desagradable incidente. Es más sencillo de lo que piensas.

¿Por qué se atasca una cremallera?

Una cremallera puede atascarse por varios factores. Los trozos de tela sueltos suelen ser sus principales enemigos. Estos rodean la cremallera o se enganchan en los dientes de la misma impidiendo que suba y baje con facilidad. Algo menos frecuente es que se rompa o se doble uno de los dientes ya que son piezas bastante duras. A no ser que utilicemos la cremallera de manera brusca.

Cómo arreglar una cremallera atascada.

Arreglar cremalleras que se atascan es más sencillo de lo que pueda parecer. Con estos consejos podrás hacerlo rápidamente y no tendrás que vivir más situaciones como la que hemos puesto de ejemplo anteriormente.

Primero inténtalo con tus propias manos. Comprueba si hay tozos de tela atascados y si es así tira de el mismo suavemente. No querrás que la tela se estropee. Si manualmente no puedes es momento de probar con lubricantes caseros. Vaselina, la cera de una vela, un poco de jabón o bálsamo labial son buenos lubricantes que podemos encontrar por casa.

Los lubricantes que os hemos mencionado tienen el riesgo de manchar la ropa. Por eso hay que tener especial cuidado al aplicarlos. Si preferimos existe un lubricante alternativo. Un lápiz de madera. Más concretamente la mina del lápiz, ya que esta está compuesta de grafito que es un excelente lubricante en seco.

Si aplicamos algunos de estos lubricantes es importante hacerlo poco a poco. Primero en cantidades más pequeñas e ir probando si así conseguimos desatascar la cremallera. Si no funciona ir incrementando poco a poco la cantidad hasta que funcione. Y precaución con no aplicar los lubricantes a la tela.

Una vez consigamos que la cremallera vuelva a funcionar usa un pañuelo seco o una toalla para eliminar cualquier resto del lubricante.

Si con todo ello no consigues resolver el problema tenemos una última solución. Aplica liquido limpiacristales a la cremallera en ambos lados, pero ten cuidado de no dejar caer nada sobre la tela circundante, ya que puedes manchar la prenda. Esta no es la mejor opción y debemos recurrir a ella solo cuando no hayan funcionado las otras alternativas.

Como hemos visto, con alguno de estos trucos es muy probable que consigamos desabrochar una cremallera que se nos ha atascado en el momento más inoportuno. Y lo podemos solucionar fácilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *