Consejos

Organiza tu armario: Ahorra tiempo y reduce el estrés

Si quieres ahorrar tiempo en tu día a día puedes empezar por tu armario. Todas las mañanas acudimos a él y dedicamos unos minutos a decidir qué ropa llevar ese día. Cuando nuestro armario es un desastre, esos minutos pueden aumentar considerablemente.

El caos y estrés que provocan tus jerséis, camisas y otras prendas apiladas se pueden eliminar. Todo ello siguiendo estos simples consejos para organizar tu armario:

Empieza por limpiar y vaciar tu armario.

El primer paso indispensable para tener un armario limpio y organizado es limpiar tu arsenal de ropa. Vacíalo, y revisa que prendas utilizas y cuales no. Si tienes una camisa u otra prenda que ni recuerdas cuando te la has puesto, igual es momento de deshacerte de ella. Deshacerte de esa ropa que ya no necesitas libera espacio y es el mejor comienzo para optimizar tu armario.

Usar perchas y fundas

De nada sirve tener tus prendas organizadas si no se mantienen bien cuidadas y las tenemos a mano. Para las camisas, trajes y otras prendas es importante buscar buenas perchas para colgarlas sin que se deformen.

Los trajes y ropa que no te pongas tan a menudo guárdalos en fundas de plástico y evitaras que acumulen polvo y se mantengan sin arrugar.

Procura que las prendas que utilices más a menudo queden a una altura a la que puedas acceder fácilmente. Reserva las perchas para camisas, chaquetas y pantalones. La idea es que lo más formal y con tendencia a arrugarse este colgado y la ropa más “informal” que uses a diario esté doblado, a no ser que te sobren perchas y espacio.

Dobla la ropa correctamente

Organiza la ropa que vayas a doblar en bloques. Por ejemplo, camisetas de manga corta a un lado y las de manga larga a otro. Las que utilices más colócalas más próximas a ti y las que menos en la parte más profunda o menos a mano de tu armario. Dobla verticalmente para optimizar el espacio en las estanterías y cajones.

Cinturones y corbatas puedes doblarlos y colgar juntos aparate para ubicarlos más fácilmente. Comprar organizadores para cajones para estos accesorios es una ayuda muy útil.

Divide y vencerás

Divide la ropa según sus usos. Por ejemplo, la ropa deportiva puedes organizarla en un cajón aparte o colocadas en perchas muy diferenciadas. Si tienes la posibilidad prueba el diseño abierto, sin cajones, solo con estantes y perchas para que puedas visualizar todo tu armario de un solo vistazo. Si el espacio no es un problema puede incluso reservar u espacio para colgar la ropa que vas a utilizar al día siguiente.

 

Como puedes ver, organizar tu armario puede tener un impacto muy positivo en tu vida diaria. No solo ahorrarás un tiempo valioso todos los días, sino que te estresarás menos y empezaras tus mañanas con mejor humor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *